De la tele a internet… o de internet a la tele

La NBC recupera para la pequeña pantalla ‘Quarterlife’, una serie creada para la Red por los productores de moda de Hollywood que no ha conseguido el éxito esperado.

Diamante de sangre, El último samurái, Treinta y tantos, Es mi vida… son algunos de los títulos más conocidos del tándem formado por Marshall Herskovitz y Edward Zwick, guionistas, productores, directores de cine y televisión y ganadores de dos prestigiosos premios Emmy.

Sus creaciones de los últimos veinte años, tanto para la pequeña como para la gran pantalla, han sido sinónimo de éxito y han sumado millones de espectadores. Sin embargo, Quarterlife, una serie de 36 capítulos de ocho minutos de duración y creada exclusivamente para internet, sólo ha conseguido que unas 100.000 personas la sigan, según los cálculos de YouTube y MySpace, portales a través de los que se está emitiendo dos veces por semana, además de en su propia página web.

Aunque las formas de ocio llevan años cambiando, lo cierto es que la audiencia que se engancha a estas redes sociales es muy diferente de la que se sienta delante de la televisión. Esta serie de veinteañeros de clase media se había vendido como la primera gran producción para la web en alta definición, una calidad que, según publicaThe New York Times, le permitirá ahora hacerse un hueco en la televisión, en un intento por convertirse en otro producto de éxito Herskovitz-Zwick y recuperar el dinero invertido.

Así, la cadena de televisión NBC ha anunciado que, a partir del 18 de febrero, sus espectadores podrán disfrutar de Quarterlife en un proceso inverso al habitual que, como cuenta el diario estadounidense, está siendo observado muy de cerca como potencial modelo de negocio para la televisión en internet.

La independencia de internet o la seguridad de la televisión

Como la audiencia está ahora en la Red, las grandes compañías de comunicación y creadores como Herskovitz y Zwick se han planteado crear contenidos originales para internet, un medio en el que, además, consiguen una mayor independencia que en los circuitos comerciales de la televisión y el cine.

Sin embargo, los responsables de Quarterlife se pusieron una meta y no la han alcanzado. Como cuenta The New York Times, para estos productos de internet son fundamentales el posicionamiento y los enlaces desde otros portales. En noviembre, cuando se estrenó la serie, un enlace en la página principal de YouTube ayudó a que más de 700.000 personas vieran el primer episodio. Después de este golpe de efecto, nada: los últimos doce episodios sólo han tenido una media de 105.000 espectadores.

En televisión, éste sería un dato catastrófico que eliminaría el programa de la parrilla. Pero, como dice Herskovitz, “así son las cosas ahora en internet”. El productor confía en el boca a boca y se contenta con que el mayor éxito de la Red, Prom Queen, una serie de 80 episodios creada por Michael Eisner, ex presidente de Disney, tiene unos 300.000 seguidores.

Según The New York Times, la producción de la primera temporada de Quarterlife ha terminado y Herskovitz está negociando con varios inversores sobre el futuro de la serie. El primer acuerdo para sacar a flote la serie es el de la NBC, que la emitirá en bloques de una hora.

Está por ver si la cadena de televisión hace por Quarterlife lo que YouTube y MySpace no pudieron. Y Herskovitz no se rinde: “Estoy decidido a tener éxito en internet”.

Publicado en ADN.es el 27 de diciembre de 2007.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s