A los críticos no les gustan las críticas

Madridfusión pone de manifiesto la escasez de blogs profesionales sobre gastronomía | Carlos Maribona, el único crítico español que tiene un blog actualizado, asegura que puede ser por miedo a las respuestas de los lectores.

a sexta edición de la cumbre internacional de gastronomía MadridFusión, que finaliza hoy, ha tenido este año como lema “gastronomía, internet y nuevas tecnologías”. Pero internet, presente en prácticamente todos los ámbitos de la vida diaria, sigue siendo una asignatura pendiente para cocineros y críticos gastronómicos, cuyo lugar está todavía entre fogones y cazuelas o entre platos y mesas de restaurantes, según el caso, más que frente a un ordenador.

Carlos Maribona es el único crítico profesional que cuenta con un blog actualizado en España, Salsa de chiles. Abierto en septiembre de 2005, no lo hizo por iniciativa propia sino tras una propuesta del periódico en el que trabaja. Entre los cocineros, también hay sólo uno que se haya apuntado a esta tecnología: Marcos Morán, del restaurante Casa Gerardo, en Asturias.

Por ello, Maribona fue uno de los participantes en la conferencia sobre blogs y crítica gastronómica que tuvo lugar ayer en Madridfusión, en una intervención en la que tuvo ocasión de lamentar esta escasez de blogs profesionales en el sector y de denunciar que sí exista “una pléyade de blogs de aficionados, bastante infames”, detrás de los cuales se pueden esconder intereses económicos.

Exponerse a “la crítica más feroz”

Sin embargo, Maribona aseguró que esta situación cambiará dentro de poco y que “todos los críticos gastronómicos reconocidos terminarán teniendo un blog propio”. Y, como a los críticos no les gusta que les critiquen, avisó: “el que se anime tiene que saber que estará expuesto, con cada palabra que escriba, a la crítica más feroz”.

Para bien o para mal, esta capacidad de respuesta de los lectores es precisamente una de las ventajas que Maribona asegura que tienen los blogs con respecto a la prensa tradicional. Otra es la inmediatez con la que se puede trabajar, que permite escribir una crítica sobre un restaurante recién abierto o desde el lugar mismo donde se está celebrando un encuentro gastronómico, como el propio Maribona ha estado haciendo estos días en Madridfusión.

Javier Ferradal, de Los 3 cerditos, y David de Jorge y Asier Etxeberría, de Glotonia, pusieron el contrapunto a la ponencia más profesional de Maribona. Ferradal, con una comunidad en la que, según contó, “un grupo de amigos y conocidos intercambian valoraciones de restaurantes, quitándole trascendencia al hecho gastronómico y contándolo todo con sencillez”.

De Jorge y Etxeberría, autores del libro Porca memoria, pusieron punto y final a la charla con su particular manera de entender la gastronomía, siempre relacionada con la literatura. Algo que ellos llaman “gastroliteratura”. Para el “gastrointernet”, sin embargo, parece que todavía queda tiempo.

Publicado en ADN.es el 24 de enero de 2008.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo internet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s