El MIT desarrolla un nuevo material capaz de absorber los vertidos de petróleo en el mar

Formado por un entramado de nanocables, esta especie de toalla de papel puede absorber más de 20 veces su peso y, además, puede reciclarse y reutilizarse.

Un nuevo tejido fabricado a base de nanocables, con el tacto y la apariencia del papel, puede convertirse en una nueva e importante herramienta para mejorar las tareas de limpieza después de un vertido de petróleo o de otros contaminantes, según explica un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) en un artículo publicado en la versión en internet de Nature Nanotechnology.

Los científicos aseguran haber creado una especie de membrana que puede absorber más de 20 veces su peso en petróleo u otros residuos, lo que habría ayudado en gran medida a recoger las 200.000 toneladas de petróleo que, según los investigadores, se han vertido en el mar desde el año 2.000. Esta membrana, además, puede reciclarse y utilizarse repetidas veces en el futuro.

“Lo que hemos descubierto es que podemos fabricar un ‘papel’ a partir de una malla de nanocables que es capaz de absorber selectivamente los líquidos hidrofóbicos [los basados en aceite] del agua”, ha explicado Francesco Stellacci, profesor asociado del Departamento de Ciencia e Ingeniería de los Materiales del MIT y director del estudio.

Producción barata

Además de sus evidentes aplicaciones medioambientales, el tejido de nanocables también podría utilizarse para filtrar y purificar el agua, según ha apuntado Jing Kong, profesora adjunta del Departamento de Ingeniería electrónica e Informática del MIT y una de las colaboradoras de Stellacci en el estudio.

Además, la investigadora ha añadido que la producción de este material podría ser muy barata, ya que los nanocables que lo componen se pueden fabricar en mayores cantidades que otros nanomateriales ya conocidos.

Stelacci ha explicado que existen otros materiales que pueden absorber aceites del agua, “pero su capacidad de selección no es tan alta como la nuestra”, es decir, que los materiales convencionales también pueden absorber algo de agua, lo que les hace menos eficientes en la captura de la sustancia contaminante.

Completamente impermeable

El nuevo material desarrollado en el MIT parece ser completamente impermeable al agua. “Puede permanecer en el agua un mes o dos y, cuando se saca, todavía está seco”, ha afirmado Stellacci, que también ha puntualizado que “si el agua contiene contaminantes, estos sí serán absorbidos” por el material.

Los nanocables son estables a altas temperaturas, por lo que el aceite o petróleo aborbido por la membrana puede eliminarse calentando por encima del punto de ebullición del aceite. Éste se evapora y puede condensase y volver a su estado líquido, así que tanto la membrana como el aceite se pueden volver a usar otra vez.

Las dos propiedades más importantes que hacen que el sistema funcione son, en primer lugar, que los nanoclables forman un entramado con muchos y minúsculos poros que le confieren la capacidad de absorber mejor los líquidos. En segundo lugar, una capa repelente evita que el agua penetre en la membrana mientras que no afecta al aceite, que sí se filtra en la membrana.

Esta membrana se fabrica siguiendo la misma técnica que el papel. “Hacemos una suspensión de nanocables, igual que una de celulosa [el componente básico del papel], lo secamos en una superficie no pegajosa y obtenemos más o menos el mismo resultado”, según Stellacci.

Publicado en ADN.es el 2 de junio de 2008.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s